.

banners

Componer tu primera canción.



Seguro que si estás aprendiendo a tocar la guitarra, entre otras cosas, es porque quieres componer tus propias canciones, por eso, desde tablaturas fáciles te queremos explicar un método sencillo que te ayude con esa tarea.



   Componer canciones es algo bastante subjetivo. Cada uno tiene su manera, es más, cada canción que compongas lo harás de una forma distinta, basándote y apoyándote en diferentes métodos de trabajo, o por qué no, sin método alguno, dependiendo única y exclusivamente de la prueba y el error, hasta dar con los acordes adecuados para crear tus canciones.

  Ya tengas tu propio método o por el contrario, andes perdido y quieras comenzar a componer tus propias canciones, te queremos proponer una estrategia de composición que no sólo te ayudará a componer, sino que además te ayudará a memorizar escalas y progresiones de acordes.

   Para movernos por éste método, nos ayudaremos de la dichosa, divina, teoría básica que nos introduce en un camino que nunca se acaba y que nos abre un sinfín de posibilidades, tanto a la hora de crear progresiones de acordes, como ejercicios de creatividad y cómo no, para conocer el diapasón de nuestra guitarra.




Primero. Elige un acorde y escribe su escala relativa correspondiente, utiliza si quieres los acordes más comunes como podrían ser Do y Sol para conforme te vayas familiarizando, utilizar otros, de ésta manera, acostumbrarás a tu oído a sus correspondientes progresiones para cuando compongas tus siguientes canciones.
    Escribe todos los acordes en orden y añade si quieres, sus correspondiente grado en número romano:



            I       II     III    IV      V     VI   VII

          SOL    LA    SI    DO    RE    MI   FA#  

Segundo. Toda canción, o casi todas las canciones, tienen un patrón básico que podría ser más o menos así:

INTRO
              VERSO
                             VERSO
                                            PUENTE
                                                             ESTRIBILLO
                                                                                      VERSO
                                                                                                   VERSO
                                                                                                                PUENTE
                                                                                                                                 ESTRIBILLO
                                                                                                                                                          SOLO
                                                                                                                                                                      ESTRIBILLO
                                                                                                                                                                                              FIN.


  Si bien es verdad que las secciones  INTRO, PUENTE, incluso el SOLO no suelen estar en todas, si te fijas el VERSO y el ESTRIBILLO o coro si que nos las vamos a encontrar en cualquier canción.

   Bien vamos a elegir los acordes para el verso y el estribillo. Ten en cuenta que es muy importante estar abierto y utilizar todas las posibilidades y no caer en patrones memorizados o a las que ya estés acostumbrado.
   Volviendo al tema, se trata de crear contraste entre las progresión de acordes que utilices para el verso y los que uses para el coro. Por ejemplo, para el verso dicha progresión puedes hacerla más sencilla y más potente para los coros.

  Como ya te decíamos al principio, todo esto es muy subjetivo, aún así, ahí van algunas ideas:

- Puedes utilizar y alternar entre 2 y 3 acordes en los versos de la canción y para los coros o estribillo añadir hasta 4 acordes.

- Acorta la duración del tiempo de cada acorde en los coros y hazlos más largos en el verso.

- No utilices algunos acordes de la escala hasta llegar al estribillo. Los acordes I y V de un a escala suelen ser los más importantes, si los evitas en el verso del tema que estás creando, cuando se escuchen en el coro o estribillo sonará todo de una manera más impactante.

  Ya tienes tus versos y estribillos, quizás quieras añadir un puente para unirlos o a lo mejor así suene todo bien. Recuerda, el puente nos ayudará a crear tensión o suspense por lo que los grados IV y V podrán funcionar bien para ésta sección.

   Todos los puntos utilizados anteriormente para crear o componer el verso y el estribillo, nos pueden servir para la composición del puente, incluso utilizar algún acorde que no sea de la correspondiente escala relativa, o un sólo acorde para todo el puente, quizás te guste más como queda si cantas a capela, sin que suene ningún instrumento...

  Podrías improvisar una melodía sobre la progresión de acordes que has creado a modo de solo o de intro o fin del tema.




  Una vez que unas todas las partes, ya tienes tu primera canción compuesta.

   Si te fijas, es un método bastante sencillo, que te puede ayudar, como decíamos antes, a familiarizarte con las creación de escalas relativas o de progresiones de acordes, que tanto te van a ir haciendo falta de ahora en adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario