.

banners

Cómo sacar canciones de oído.


 

   Una de las razones por la que solemos dar el paso de aprender a tocar la guitarra, es por tocar las canciones de los grupos y artistas que nos gustan, y no hay mejor satisfacción sin duda, que cuando lo conseguimos. La satisfacción se duplica si además somos nosotros mismos los que sacamos la canción de oído, cosa que, al contrario de lo que pueda parecer, no es tan difícil.

   Desde tablaturas fáciles queremos marcarte una serie de pautas que en realidad son las mismas que utilizamos nosotros para confeccionar nuestras tablaturas y transcripciones, con lo que esperamos ayudarte si en tu caso, quieres sacar canciones de oído pero no sabes cómo.

   Desde luego que sacar canciones de oído es uno de los ejercicios más eficaces para entrenar nuestro oído, herramienta indispensable para aprender a tocar la guitarra, pero no el único, aprenderse los acordes básicos, algunas escalas, las notas en el mástil, esos pasos que forman el principio de nuestro aprendizaje, también nos ayudan a entrenar a nuestro oído por lo que, cuanto antes los controlemos, antes tendremos nuestro oído preparado para enfrentarnos a sacar la canción que nos gusta. No quiero decir con esto que si no has tocado nunca la guitarra no podrás sacar canciones de oído, pero si es verdad que cuánto más familiarizado estés con, sobre todo, el sonido de cada nota musical y donde se ubican en el mástil de la guitarra, más fácil te resultará.





Cómo sacar canciones de oído.



- Elige canciones fáciles. Parece una obviedad, o no tanto, en realidad puedes enfrentarte al tema o canción que quieras pero es preferible, sobre todo al principio, que escojas temas con una estructura más convencional, para ir subiendo el nivel conforme vayas sacando temas y reforzando tus conocimientos y por ende, tu autoestima.

- Identifica y divide en partes la canción. La mayoría de las canciones suelen tener una estructura interna en la que podemos encontrar algunas partes básicas. Nos referimos a verso, puente, estribillo, solo... Bien pues para empezar las identificaremos y escogeremos por cuál vamos a empezar, no hace falta empezar en orden, una vez que tengas los acordes de cada parte, ya les podrás dar el orden adecuado. Escogida la sección por la que vamos a empezar, la volvemos a dividir en trozos más pequeños, por ejemplo, la primera frase del cantante.

- Buscar las notas. Ya tenemos identificado, por ejemplo en el primer verso, cada una de las frases en que se divide, así que, nos olvidamos de la voz del cantante y de la batería y nos centramos en las guitarras. Intentamos identificar cada "golpe," cada vez que notamos que la música cambia, es verdad que a veces, conseguiremos identificar esos cambios mejor, escuchando el bajo o incluso el piano, si sonase en la canción.

- Memoriza y tararea. Hemos identificado esos golpes o cambios que hace la música, ahora los memorizamos tarareándolos y los interiorizamos para pasar a...

- Buscar en la guitarra. Una de las partes más intuitiva, o donde el entrenamiento de oído se hace más patente. Buscaremos esa "figura" que hemos memorizado, mientras nos ayudamos tarareandola. Lo haremos utilizando nada más que la sexta y la quinta cuerda de nuestra guitarra, hasta que encontremos los sonidos que guardamos en nuestra cabeza.
   Conforme vayamos encontrando las notas, seguimos avanzando con otra frase, así hasta completar, en este caso el primer verso entero.

   Es cierto, que si conseguimos dar con la primera nota o acorde del tema o de la sección que estamos analizando, podemos desarrollar las progresiones de dicho acorde. Esto nos ayudará y nos quitará mucho trabajo a la hora de sacar los siguientes acordes que completan la parte del tema que estamos sacando, a la vez que aprenderemos a identificar y memorizar las progresiones más habituales con las que se suele trabajar con el acorde correspondiente.

  Llegados a este punto, tengo que confesarte que aquí en tablaturas fáciles no solemos ayudarnos de las progresiones, salvo casos aislados, somos más de aporrear y probar hasta dar con el acorde o nota en cuestión, simplemente por que nos fiamos más de lo que escucha o entiende nuestro oído. A menudo, nos equivocamos es cierto, pero ese es nuestro método de trabajo, nuestro secreto.

- Completar el acorde. Ya tenemos plasmados en nuestra guitarra esos cambios, en realidad notas en los que se dividía el verso de la canción, ahora, completamos esas notas, es decir, las tocamos como acordes mayores, menores, de séptima, cómo intervalos de quinta o cuartas, hasta dar con el sonido exacto que se escucha en la canción. Ves probando con todos hasta completar la parte que estás estudiando.

   Bien, pues sigue estos pasos con todas y cada una de las partes en las que hemos dividido la canción. Normalmente el segundo, tercer verso, etc, tendrán los mismos acordes que el primero, igual pasará con el estribillo o el puente de la canción, si éstos se repiten varias veces.

   Si la canción lleva alguna melodía al principio, a modo de riff de guitarra o para el solo de la canción, en realidad, el procedimiento para sacarlo de oído es el mismo, sólo que ésta vez, no usaremos sólo, la sexta y la quinta cuerda de la guitarra, evidentemente usaremos todo el diapasón.





 
   En resumen:



- Elige canciones fáciles. Ves poco a poco subiendo el nivel.
- Identifica y divide en partes la canción. Verso, estribillo, etc, Incluso éstos en partes más pequeñas.
- Busca las notas, los cambios o golpes que forman cada parte de la canción.
- Memoriza y tararea.
- Plasmalos en tu guitarra. Ayudándote de la sexta y la quinta cuerda.
- Una vez identificadas las notas en tu instrumento, conviértelos en acordes.
- Sigue los mismos pasos pero en todo el diapasón para el solo o melodías.

  Únelas todas y...


Disfruta de tu canción preferida sacada de oído por tí mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario