.

banners

La mano derecha. La púa. Posición correcta y técnica.


  Consiguiendo una posición óptima tanto de la mano como de cómo cogemos la púa, obtendremos más agilidad y velocidad.
  El antebrazo estará apoyado en la parte superior de la guitarra, la muñeca la doblaremos hacia abajo para favorecer la posición vertical de la mano, que debemos mantener relajada.



  Cogeremos la púa entre los dedos pulgar e índice y rasguearemos con la punta hacia abajo y hacia arriba alternando el movimiento. Este rasgueo lo efectúa la mano, nunca el brazo.
  La yema del dedo pulgar la colocaremos sobre la primera articulación del índice, en el centro sujetada por ellos la púa, que debe sobresalir apróx. entre 3 y 6 mm. Relaja la mano y el brazo, utiliza el movimiento de muñeca para desplazar la mano con la púa por las cuerdas.















   Palm mute. Apoyando ligeramente la mano que sujeta la púa sobre el puente de la guitarra, conseguiremos el efecto palm mute o apagado de las cuerdas, para conseguir, valga la redundancia un sonido más apagado y percusivo.

Púa contra Púa. El movimiento púa-contrapúa es determinante a la hora de coger velocidad. Consiste en alternar el golpeo de las cuerdas con la púa, una vez hacia abajo, otra hacia arriba, no necesariamente en ese orden.

  Al principio te costará asimilar ambas técnicas, pero con práctica, práctica y práctica conseguirás ver los resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada